Baby Led Weaning: consejos, aplicaciones, cómo empezar

El baby led weaning (BLW) representa un modelo de alimentación complementaria que se distingue por conceder al bebé la libertad de elegir sus alimentos y determinar las porciones, al mismo tiempo que fomenta su inclusión en las comidas famili

Hoy queríamos profundizar en la crucial temática de alimentos que pueden representar un riesgo de asfixia, especialmente cuando se inicia el proceso de Baby Led Weaning (BLW), que suele comenzar alrededor de los 6 meses de edad.

Es fundamental comprender que la introducción de alimentos sólidos en esta etapa es un hito emocionante, pero también implica una responsabilidad adicional para los padres y cuidadores. Algunos alimentos, por su naturaleza y forma, pueden aumentar el riesgo de atragantamiento en los más pequeños.

Entre los alimentos que debemos manejar con precaución se encuentran los caramelos, las salchichas y alimentos similares, los frutos secos, así como aquellos que tienen formas redonditas, como las aceitunas y los cherry. Los gajos de fruta enteros y trozos demasiado grandes, como en el caso de la manzana, también deben ser abordados con cuidado.

Una estrategia clave para minimizar estos riesgos es ofrecer estos alimentos en trozos pequeños y manejables. Es importante destacar que algunos de estos alimentos pueden ser postergados hasta que el niño alcance una edad más avanzada, alrededor de los 5 años, cuando su capacidad para masticar y tragar haya alcanzado un desarrollo más completo.

Esta información no solo busca proporcionar pautas prácticas sino también fomentar la conciencia entre los padres y cuidadores sobre la importancia de adaptar la dieta a las capacidades de cada niño, garantizando así una transición segura y saludable hacia la alimentación sólida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *