Lesiones y roturas dentales en niños: cómo actuar

Un accidente o traumatismo que cause la fractura de un diente puede ser una experiencia preocupante, especialmente si le sucede a un niño. En estas situaciones, es fundamental mantener la calma y actuar con prontitud para minimizar cualquier daño adicional y garantizar una atención dental adecuada. Aquí hay una guía paso a paso sobre qué hacer si se nos parte un diente:

  1. Calmar al niño: Ante todo, es importante tranquilizar al niño y ofrecerle consuelo. Los traumatismos dentales pueden ser dolorosos y aterradores, por lo que es fundamental mantener la calma y transmitirles seguridad.
  2. Buscar el fragmento: En caso de que el diente se haya fracturado en varios pedazos, es esencial tratar de localizar todos los fragmentos. Si es posible, recoja los pedazos y guárdelos en un recipiente limpio y húmedo. Esto permitirá al dentista evaluar la posibilidad de restaurar el diente original.
  3. Mantener el fragmento húmedo: Para preservar los fragmentos del diente, se recomienda colocarlos en suero fisiológico o leche. Estos líquidos ayudarán a mantener los tejidos vivos y favorecerán una mejor opción de reimplantación dental. También es posible transportar los fragmentos dentro de la boca, entre las mejillas y las muelas, asegurándose de no mantenerlos secos en ningún momento.
  4. Si no se encuentra el fragmento: En algunas ocasiones, puede resultar difícil encontrar todos los pedazos del diente fracturado. En este caso, es crucial visitar al dentista de inmediato. El profesional realizará una radiografía para verificar si algún fragmento se ha incrustado en el labio, el paladar u otras áreas de la boca. La radiografía también permitirá una evaluación más precisa de la lesión.
  5. Acudir al dentista infantil de inmediato: Después del traumatismo dental, es fundamental programar una visita al dentista infantil lo antes posible. Incluso si se han recuperado todos los fragmentos del diente, se requiere atención profesional para evaluar la gravedad de la fractura y determinar el tratamiento adecuado. El dentista infantil podrá brindar el cuidado necesario y ofrecer recomendaciones personalizadas para cada caso.

Recuerda que la atención temprana y profesional de un dentista infantil es esencial para mejorar las posibilidades de un tratamiento exitoso y una recuperación óptima después de la fractura de un diente en el niño. Es totalmente aconsejable visitar al dentista después de cualquier lesión dental, ya que pueden existir daños internos no visibles a simple vista que sólo un profesional puede evaluar. Actuar rápidamente y buscar atención profesional garantizará el mejor resultado posible para la salud bucal del niño y su bienestar general.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *